Make your own free website on Tripod.com
Poemas
La Promesa

Home
Tu Vienes
Creador Mío
Mi Alma
Fortaléceme Señor
Dios y Yo
Cristianos
Autora de mi Vida
Nueve de Mayo
Homenaje a mi Padre
Por Siempre Amada
Ironías de la Vida
La Promesa
Perennal
Ríndete

Nuestras almas ya se amaban en el más allá,
ambos ya nos amábamos mucho antes de nacer,
nos amábamos tanto, tanto en el más allá,
que solo vinimos aquí a cumplir la promesa.

Una promesa, una hermosa promesa de amor,
ahora aquí, en carne propia mos amamos,
nos amamos tanto, como lo soliamos hacer,
no con un amor fútil, sino con el amor celestial.

Antes de que Dios crease el gran Cosmos,
antes de que todo esto que ahora vemos naciese,
nuestras almas ya eran tan felices amándose,
tan felices con la bendición de nuestro Padre.

Tuvimos que abdicar a nuestro celeste hogar,
para venir a morar en esta tierra mezquina,
para hacer gala de nuestro amor a los burdos,
que jamás han amado como nosotros nos amamos.

Era muy obvio y nimio la envidia que corría,
el magno pugnó por destruirnos, ¿maldito!
intentó separarnos, porque jamás supo amar,
y seres que no saben amar, destruir anhelan.

Nuestro amor puro, veraz, sincero, prudente,
triunfó, derrotó a aquel maldito intruso,
ahora somos libres, libres como los pajarillos,
buscamos que colmar de nuestro amor al mundo.


El amor que viene de Dios, nadie puede destruirlo

Introduzca el contenido de soporte