Make your own free website on Tripod.com
Poemas
Tu Vienes

Home
Tu Vienes
Creador Mío
Mi Alma
Fortaléceme Señor
Dios y Yo
Cristianos
Autora de mi Vida
Nueve de Mayo
Homenaje a mi Padre
Por Siempre Amada
Ironías de la Vida
La Promesa
Perennal
Ríndete

Tú Vienes   (por Hedjusan)

Señor, hace años oí decir que tú venias pronto. que tú  Segunda Venida era inminente, que venías a llevar contigo a tus hijos; han pasado muchos años y, tú aun no has venido. He oído también decir que es Falsa aquella prédica; unos dicen que tú nunca vendrás; otros que tú ya viniste y  que ya estás reinando.

 

Señor, ¿es cierto que vendrás? Aquel libro negro, o guíen los hombres llaman Biblia. habla de tu venida, pero muchas voces me dicen que tú nunca vendrás, o que aún tardarás mucho. “vamos disfruta de la vida. no desperdicies los placeres que el mundo te ofrece, ese tu Cristo aún tarda mucho en venir no seas tonto, aprovecha lo dulce de la vida”.

 

Cuando voy a tu iglesia para escucharte hablar, una voz me dice: ¿Que haces tú aquí? Hace demasiado frío como para estar sentado mira quien es ese que está hablando, qué te puede enseñar; mira a tu derrededor estás tú y algunos otros tontos cómo tú; ¿sabes dónde están los otros?, están en la comodidad de su casa; vuelve a contemplar tu iglesia, mira cuanta envidia. cuanto odio, cuanto rencor, soberbia. vanagloria. hipocresía, murmuraciones por aquí. murmuraciones por allá. mira aquel orgulloso, mira a ese falso. ¿qué haces aquí? Tu Cristo tarda mucho en venir, anda al mundo y diviértete.

 

Señor. ¿por qué tardas tanto?, ¿no sientes lástima por este mundo?, mira cuanto pobreza. pobreza de pan y pobreza del espíritu; cuántas lágrimas se derraman, cuánta injusticia, hasta aquellos que se hacen llamar tus hijos son injustos; Señor, ¿Por qué tardas tanto? ¿No sufre tu corazón cuando vez a tantos niños en la miseria? Son pobres, si; pero también son tus hijos. No tardes más Señor. ya nuestras fuerzas se están acabando, y Satanás está minando tu iglesia.

 

Señor verdad que ya vienes, las señales del cual tú nos hablas las vemos ya; de a higuera que nos anuncia lii venida, brotando están sus ramas: sí. sé que ya vienes, convencido estoy de ello, tu Palabra lo dice, las estrellas me lo están contando. Ven Señor, te estoy esperando. mi vida entera he consagrado a ti. no me importa lo que diga aquella voz; yo sé que tú vienes, mi corazón también lo siente. tu pueblo así lo proclama: ven Señor. estoy listo para darte la bienvenida, ya mis brazos se levantan hacia lo alto, solo espero tu manifestación gloriosa en los cielos. para clamar al unísono con todos tus hijos: ‘He aquí éste es nuestro Dios, le hemos esperado y nos salvará: este es Jehová a quien hemos esperado, nos gozaremos alegraremos en su salvación”. Amén.

 

30-04-90

Introduzca el contenido de soporte